Convierte en un Jedi de la creación de contenidos con estas fórmulas de copywriting

Tiempo de lectura: 13 minutos.

Sin importar la experiencia que tenga, uno de los problemas más temido por los copywriters es la hoja en blanco.

Una hoja en blanco puede intimidar a cualquiera que pretenda llenarla con palabras.

Da igual si es una hoja física, en tus manos, o página en el editor de texto de tu computadora.

He conocido casos de personas sentadas horas frente al ordenador mirando su pantalla, sin saber por dónde comenzar a escribir.

Terrible ¿Verdad?

Por suerte existen una forma de simplificar mucho el trabajo de redacción. Las fórmulas de redacción.

En este artículo veremos las ventajas de utilizar fórmulas de copywriting, y luego te explicaré cuáles son mis preferidas.

Cuando termines de leer, estarás un paso más cerca de producir contenidos espectaculares como estos que publico en mi blog.

Los copywriters odian las fórmulas porque funcionan

Tal cual, y podría demostrarlo. Pero no.

Muchos copywriters evitan hablar sobre fórmulas de redacción en sus artículos o incluso cuando les preguntas directamente.

Piensan que las fórmulas de redacción demeritan su trabajo. Lo cual es una creencia falsa y limitante.

En parte esta conducta se justifica en una visión romántica sobre el trabajo de redacción.

Equiparan el trabajo de los redactores con la labor de un artista.

Error.

Un copywriter no es un novelista o ensayista. Tampoco es un periodista.

El periodista tiene la misión de exponer, narrar y a veces explicar hechos ocurridos desde una perspectiva objetiva. Aunque la objetividad es un recurso escaso en muchos medios de comunicación.

Los ensayistas y novelistas pueden permitirse licencias creativas que son propias de su profesión. Escribir sobre lo que quieran, en las formas y tiempos que les vaya mejor. Además, pueden cultivar un estilo propio y reconocible.

Las particularidades expuestas no son para nada aceptables en un copywriter.

Un copywriter es un obrero de la escritura, o un ingeniero; si te importa mucho ese tema de los títulos y niveles.

Los redactores deben “fabricar” textos que persuaden y venden. Hacen todo lo posible por ser eficaces y eficientes.

Aquí es donde las fórmulas de redacción entran en escena.

Las fórmulas son herramientas maravillosas en las manos de un redactor.

Por supuesto, dos trabajadores con las mismas herramientas podrían obtener resultados muy diferentes, de acuerdo a su experiencia, empeño, y otras variables.

Las fórmulas de copywriting no son mágicas. Funcionan, pero no convierten ranas en príncipes.

Conocer las fórmulas que voy a compartir contigo más adelante te darán un buen punto de partida.

Sin embargo, depende de ti convertirte en un creador de contenidos exitoso.

Las ventajas de utilizar fórmulas para producir artículos

Es posible que te preguntes por qué utilizar fórmulas para crear tus artículos, y contenidos en general.

La respuesta es que no tienes que utilizarlas si no quieres.

Sin embargo, yo te recomiendo que las apliques, sobre todo si estás comenzando en el mundo de la escritura online.

Tendrás la posibilidad de beneficiarte de las siguientes ventajas:

Reducen el estrés de la hoja en blanco

El síndrome de la hoja en blanco no es exclusivo de los escritores profesionales.

Cualquier persona puede experimentar estrés cuando debe escribir un texto y no sabe por dónde comenzar.

Las fórmulas de redacción reducen el estrés del lienzo en blanco pues te permite escribir tus primeras palabras sin pensar siquiera.

Al colocar sobre el papel los elementos que componen la fórmula que escogiste, ya habrás iniciado tu proceso de escritura. Ahora solo debes continuar escribiendo.

Facilitan la organización del texto

Las fórmulas son muy buenas sobre todo cuando vas a escribir sobre temas muy complejos. Con muchas puntas.

En estos casos, seleccionar alguna de las fórmulas de escritura disponibles te ayudará a organizar cada tópico.

Por dónde comenzar; qué sigue después y en qué punto finalizas.

Además, los textos bien organizados tienen dos características muy deseables por cualquier copywriter.

La primera es que permite escribir más rápido. Ya sabes lo que debes escribir antes de hacerlo.

La segunda te la explico a continuación.

Mejora la recepción del contenido

Alguna vez te has preguntado cómo es que Hollywood produce tantas películas exitosas.

Porque la mayoría, por no decir todas, las películas se ajustan a una fórmula maestra: El viaje del héroe.

Una forma de storytelling infalible a la que estamos acostumbrados.

Sobre esto ya escribí un artículo que te recomiendo: Con Storytelling puedes lograr que tu negocio sea tan conocido como La Guerra de las Galaxias.

Con las fórmulas de copywriting funciona igual para los lectores.

Cuando leemos un texto con una estructura familiar (escrito de acuerdo a una fórmula) nuestro cerebro puede centrarse en lo que realmente importa. El mensaje.

La mayoría de los lectores no sabrán qué fórmula se usó para estructurar el artículo que están leyendo. Incluso es deseable que sea así.

Para ellos será un texto fácil de leer que está bien escrito. Un éxito.

Después de saber el tema selecciona una fórmula

Tienes ansiedad por saber cuáles son esas fórmulas maravillosas que te prometí más arriba.

Ya van a llegar. Antes tienes que leer este punto; de lo contrario ninguna de las fórmulas te servirá para algo.

Las fórmulas, como te dije antes, son herramientas.

¿Qué significa eso?

No funcionan si no dominas el tema sobre el que escribes, o si tienes dudas sobre los objetivos que persigues con ese contenido.

Por eso debes estar seguro que tienes toda la información necesaria sobre el tema, para poder luego escribir sobre ello.

Es decir, primero decide un tema.

Luego investiga y reúne información sobre ese tema.

A menos que seas una autoridad en ese tema, y tengas todo el conocimiento de antemano. En ese caso podrías saltar este paso.

Solo entonces selecciona una de las fórmulas de redacción. ¿Cuál? La que mejor se ajuste.

Sobre esto no tengo una recomendación definitiva. Me temo que tendrás que guiarte un poco por la intuición.

Yo tampoco tengo todas las respuestas, y honestamente, cada día aprendo cosas nuevas sobre copywriting.

Con suerte las iré compartiendo todas contigo en este blog.

Ahora sí. Con el tema definido, el conocimiento necesario y la fórmula seleccionada; estás en condiciones de escribir un artículo espectacular.

Las mejores fórmulas para crear tus artículos

Estas son las mejores fórmulas para crear contenidos de acuerdo a mi experiencia.

No son las únicas que existen.

Siéntete libre de probarlas todas, y comentarme cuáles te funcionaron mejor.

AIDA

En todas las escuelas de Marketing enseñan AIDA. Es un modelo de Marketing muy extendido para crear embudos de ventas.

Es un modelo tan flexible que puedes utilizarlo como fórmula para estructurar tus artículos.

Así puedes aplicar AIDA a la redacción de tus textos:

ATENCIÓN: Comienza portando alguna información que contraste con la aburrida situación en la que podría encontrarse el lector.

INTERÉS: Desarrollar el tema aportando información novedosa y contra intuitiva. Debes transmitirle la sensación de que está haciendo un gran descubrimiento.

DESEO: Despierta emociones alrededor de los tópicos sobre los que escribes.

ACCIÓN: Finalmente, pídeles o sugiéreles que realicen alguna acción acorde tus objetivos, pero en la que los lectores perciban un beneficio.

Existe una variación del modelo AIDA en la que se agregan CONVICION entre el DESEO y la ACCIÓN.

La convicción se logra ofreciendo testimonios, demostraciones, estadísticas, garantías, etc. Es decir, información que valide el tema o la oferta sobre la que trata tu contenido.

PAS

Esta es una de las fórmulas más utilizadas por muchos redactores cuando escriben sobre ofertas de productos o servicios.

Si aplicación es bastante sencilla e intuitiva. Se compone de los siguientes elementos:

PROBLEMA: Comienzas exponiendo un problema que tiene, o podría tener tu lector ideal.

AGITACIÓN: Luego profundizas en cada aspecto de ese problema, demostrando que puede convertir en una gran catástrofe si no es solucionado.

SOLUCIÓN: Una vez creado cierto estado de ánimo, y hasta cierta alarma, entonces presentas “eso” que es la solución perfecta.

Con la fórmula PAS siempre vas a acertar.

Sin embargo, si quieres llevarla al siguiente nivel, puedes utilizar una variante que incluye DESACREDITAR entre la AGITACIÓN y la SOLUCIÓN.

En el punto DESACREDITAR revisas otras posibles soluciones al problema, pero haciendo énfasis en sus puntos débiles. De esta forma creas un contraste entre esas opciones y la solución que presentas para cerrar el texto.

ADP (BAB en inglés)

En ingles se conoce como Before, After and Bridge, de ahí las siglas BAB en inglés.

El poder de ADP como fórmula se centra en crear contraste entre dos momentos, el antes y el después de cruzar el puente.

Este contraste tiene el cometido de  

ANTES: Comienzas exponiendo las dificultades y problemas de los potenciales lectores. Te centras en los puntos de dolor.

DESPUÉS: Luego, haces la lista de beneficios y resultados después de haber solucionado la situación anterior. Por cada punto de dolor, una satisfacción.  

PUENTE: Adivinaste. La conexión entre ambos momentos es el tema de tu contenido, o la oferta que estás entregando.

Una variante que puedes utilizar de esta fórmula es intercambiando el DESPUÉS y ANTES. Podrías comenzar describiendo el paraíso, luego expones que no siempre fue así, sino todo lo contrario, y cierras de la misma forma.

CCCA (ACCA en inglés)

Revisemos primero el significado de las siglas en inglés: awareness – comprehension – conviction – action. En español es:

CONCIENCIA: Comenzamos llamando la atención sobre un riesgo al que está expuesto el lector, o un problema del que no es totalmente consciente.

COMPRENSIÓN: Profundizamos en las particularidades e implicaciones que trae aparejada la situación antes mencionada.

CONVICCIÓN: Lo persuadimos de que debe actuar lo antes posible para corregir la situación.

ACCIÓN: Finalmente lo invitamos a pasar a la acción cuanto antes.

Esta es una fórmula bastante efectiva para tratar temas relacionados con el cuidado de la salud y las finanzas. Aunque también podrías utilizarla si escribes en un blog de una ONG u otra organización sin fines de lucro.

AVDPA (AAPPA en inglés)

La fórmula AVDPA tiene una particularidad que la hace muy efectiva para escribir contenidos que seducen.

Nos obliga a utilizar argumentos racionales y motivacionales por igual, cuando abordamos un tema.

ATENCIÓN: Comenzaremos siempre con alguna pieza de información capaz de tirar del asiento a nuestro lector. Algo que lo sorprenda. Pero dejando el tema planteado.

VENTAJAS: Luego enumeramos una serie de ventajas de las que seguramente querría sacar provecho.

DEMOSTRACIÓN: Con argumentos lógicos, estadísticas o ejemplos específicos validamos cada una de las ventajas mencionadas.

PERSUASIÓN: ¿Si esas ventajas son tan buenas, deseables y están al alcance de la mano, por qué no las estás aprovechando?

ACCIÓN: Para finalizar lo invitamos a pasar a la acción.

El punto de la DEMOSTRACIÓN es central. Además de por el lugar que ocupa entre los elementos, también porque si el lector no siente que las ventajas son reales y alcanzables no se moverá en absoluto.  

Fórmula de los 6 pasos de Danny Iny

Danny Iny es un infoproductor experimentado en la temática de creación de cursos.

Como todo buen infoproductor Danny es también un copywriter excelente. Tanto que ha creado su propia fórmula para crear contenidos.

Los elementos que componen la fórmula de Danny son:

CONTEXTO: El contexto no es parte del artículo, o el contenido mismo, sino todo aquello que lo rodea y por tanto influye en la recepción del mensaje. Dany no dice que el escritor debe crear ese contexto, sino que debe tenerlo en cuenta.

ATENCIÓN: La atención debe captarse desde el titular. En dependencia del contexto del contenido se seleccionará una forma u otra para llamar la atención.

DESEAR: La idea es brindar información que logre que el lector quiera hacer algo.

BRECHA: En este punto debe presentarse al consumidor del contenido dos realidades contrastantes. Lo que pasa si… lo que pasa en caso que no… El contraste entre ambas posibilidades es lo que se conoce como brecha.

SOLUCIÓN: Saca al lector de la contradicción que has creado, presentando rápidamente la forma u oferta que le permitirá el mejor resultado.

ACTUAR: Cierra el texto con un potente llamado a la acción.

Nos quedan por revisar dos fórmulas más.

Estas son especiales para mí, pues de alguna forma guardan relación con el storytelling.

EHS (SSS en inglés) 

Las tres S corresponden con las palabras inglesas StarStorySolution.

Lo mejor que tiene la fórmula EHS es que puedes utilizar un relato como motivo para comunicar lo que quieras sobre un tema.

Veamos cómo se aplica la fórmula EHS a la redacción de contenidos.

ESTRELLA: Comienza presentando a la estrella del relato. Su contexto y su conflicto.

HISTORIA: Desarrolla la historia, haciendo hincapié en los obstáculos que tiene que superar. Como narrarías cualquier historia.  

SOLUCIÓN: Cierra el artículo explicando qué pasó, y cómo puedes el lector puede aprender de la historia que acabas de compartir.

IPDE (4P en inglés)

En ingles se llama 4P pues los elementos que la componen son: Picture – Promise – Prove – Push.

IPDE también es una fórmula que se puede relacionar con el storytelling. No necesariamente creando una historia, sino abordando el tema como si fuera una narración.

IMAGEN: Comienzas describiendo una escena, lo más vivida posible. Esta escena debe retratar un dolor existente o un futuro aspiracional.

PROMESA: Compartes la solución que puede ponerle fin a ese dolor, o llevar al lector a ese futuro aspiracional que has mostrado antes.

DEMOSTRACIÓN: Desarrolla el tema con argumento que sostengan y validen la promesa. Deben ser información creíble y comprobable.

EMPUJE: Puedes cerrar explicando qué pasará si hace lo contrario de lo que propones. Crea el contraste para que el lector se sienta empujado a actuar.

Este método tiene una variante en la que se sustituye IMAGEN por PROBLEMA. Básicamente es lo mismo, pero en sin profundizar en descripción detallada del punto de partida.

Conviértete en Jedi de las fórmulas de copywriting

Ahora que ya conoces mis 8 fórmulas de redacción preferidas, puedes comenzar a estructurar tus contenidos de acuerdo a estas.

Sin embargo, no te sientas limitado utilizándolas.

Recuerda que las fórmulas son herramientas. A veces, para realizar bien una tarea debemos usar varias herramientas combinándolas.

Yo lo hago todo el tiempo.

Por ejemplo, para la introducción del texto escogí la fórmula PAS. Si vas arriba y lo lees de nuevo seguramente serás capaz de identificar cómo la utilicé.

Luego, todo el artículo está basado en…

Sabes qué, no te voy a decir. Mejor dime tú en los comentarios.

¿Qué fórmula crees que utilicé para redactar este artículo sobre fórmulas?

Si eres capaz de identificarlo entonces estás un paso más cerca de convertirte en un Jedi de la redacción.

4.4/5 - (5 votos)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enviar mensaje
¿En qué podría ayudarte?
¿En qué puedo ayudarte?