Cómo reciclar contenidos de forma profesional y darles otra oportunidad con tus lectores

Tiempo de lectura: 16 minutos.

Es posible que escuches que la mayoría de las gurús de Marketing Digital comparte estas dos opiniones.

Primera opinión: El contenido es la clave para desarrollar una estrategia promocional efectiva. El contenido es el Rey.

De acuerdo, hasta aquí todo bien.

Segunda opinión: Todo el contenido que publicas debe ser fresco y original.

Ahora es cuando digo que esta afirmación es incorrecta; o para no ser tan categórico, es poco precisa.

Veamos por qué discrepo.

Producir contenido nuevo es caro.

Algún día escribiré sobre la economía de la producción de contenidos, pero por el momento quedémonos con esta idea: crear contenido es costoso.

Mientras más contenido “fresco y original” creas, mayor será tu inversión en inbound marketing.

Para reducir los costos de tu estrategia de marketing puedes complementar la producción de contenidos nuevos con otras tácticas también efectivas.

Como ya debes intuir (está en el título 🤔) una de estas tácticas es el reciclaje de contenidos publicados anteriormente.

Sobre Reciclar Contenidos, trata el artículo de hoy.

Para hacer más didáctica la información compartida, escogí un texto de este blog para reciclarlo y mientras documentar y explicar el proceso. Es decir, lo que estás leyendo es una especia de “tutorial en proceso”.

La cosa es así, hoy te explico cómo selecciono el artículo para reciclar, y cómo lo hago. Luego publicaré el nuevo (no tan nuevo) contenido. Finalmente, cuando pasen unos días publicaré otro texto exponiendo los resultados de todo el experimento.

¿Te gusta la idea?

A mí me encanta, así que le damos para adelante.

Pero comencemos por la teoría.

¿Qué es el Reciclaje de Contenidos?

El Reciclaje de contenidos es el proceso de reutilizar una pieza de contenido creada con anterioridad, ya sea mediante su transformación o actualización.

Por cierto, el reciclaje de artículos o contenidos es más habitual de lo que te imaginas. Tanto, que en mi opinión muchas veces las personas reciclan incluso sin saber qué lo que están haciendo.

Yo en CRamonSanabria tengo varios artículos que actualizo cada tanto. Un ejemplo es el listado de los Mejores podcasts de Marketing Digital, y otro es sobre el Día Internacional del blog. Son textos en constante reciclaje, por actualizaciones.

La otra forma de reciclar es transformar un texto en otra cosa. 

La transformación del contenido podría hacerse para publicar en otra plataforma. Por ejemplo, si tomamos un texto y lo transformamos en una infografía para Pinterest o Redes Sociales.

Por cierto, también funciona en sentido contrario, de la infografía al artículo, o al vídeo, o al podcast, o…

Entiendes la idea.

Si reescribes total o parcialmente un texto antiguo y lo republicas en tu blog podrías decir que estás transformando un contenido en otro. Eso precisamente es lo que haré en el experimento que te comento más adelante.

Las ventajas de reciclar contenidos del blog

Reciclar contenido tiene una serie de ventajas que muchas personas no aprovechan, sobre todo porque las ignoran.

Te voy a comentar cuales son las principales ventajas del contenido reciclado, desde mi punto y vista y experiencia.

Darle una nueva oportunidad al contenido.

Aunque pongas el alma en tus contenidos, la realidad es que a veces no tienen el desempeño que quisiéramos. Reciclar es una manera efectiva de darle una segunda (o tercer) oportunidad para que alcance el potencial que creíamos que ese artículo tenía.

Mejora el rendimiento SEO

He visto muchas veces cómo mejora el performance de un contenido después de ser actualizado. Específicamente el texto sobre los mejores podcasts de marketing digital dio saltos hacia adelante en las posiciones cada vez que lo reciclé.

NOTA: Pronto voy a agregar nuevos podcasts que han surgido en los meses recientes y merecen estar en la lista.

Aprovechar un trabajo ya realizado

Cuando reciclas no partes de cero, y esto es ya una ventaja en sí misma. Por supuesto, debes tener cuidado con integrar de forma coherente y orgánica lo hecho, con el nuevo producto informacional que quieres crear.

Aumentar la monetización del contenido

Además de actualizar y dar valor al contenido, puedes integrar otras formas de monetización que compensen el esfuerzo del reciclaje. Sobre esto hablaré un poco en el texto y seguro no quieres perdértelo.

Reciclando un Contenido de forma efectiva

Por fin llegamos a la parte que seguramente más te interesa: Cómo se recicla contenido de forma efectiva.

Lo primero que debes saber es que no vale cualquier contenido para ser reciclado.

Cuando escribimos contenidos para el blog, algunos les va muy bien, otros regular y algunos son una completa decepción.

En mi opinión, los contenidos que están funcionando muy bien es mejor no tocarlos. Ya funcionan y cualquier actualización o transformación, lejos de ayudar, podría joderlo todo.

Por otro lado, un artículo que no funcionó en absoluto es mejor eliminarlo.

Eso nos deja los contenidos que están a medio camino entre ser una pérdida de tiempo y un éxito fantástico.

¿Por qué deberíamos escoger aquellos con un rendimiento promedio, o incluso mediocre; en lugar de otros?

Bueno… porque ya funcionan. Aunque estén por debajo del promedio de rendimiento de tu blog, es de esperar que con un lavado de cara nos den alguna alegría extra.

Las herramientas ideales para saber el desempeño qué tienen tus contenidos son Analytics y Search Console. Se pueden utilizar otras, pero estas son gratuitas, básicas, y están al alcance de todos.

Espero que las tengas instaladas en tu sitio web, sino debes hacerlo ya mismo.

Analizando los contenidos del blog con Search Console

Así que entro a mi Search Console, selecciono los “Últimos 12 meses” y reviso el apartado PÁGINAS.

Déjame aclarar que está herramienta solo te da estadística sobre el tráfico orgánico y desde Google. Aclaro esto pues un artículo podría no funcionar en el buscador; sin embargo, explotar en Redes Sociales.

Organizo las PÁGINAS por la Clics totales que reciben, y analizo esta métrica junto con la Impresiones totales y el CTR medio.

Search Console Analisis de Contenido para Reciclar Cabecera
Search Console Analisis de Contenido para Reciclar Cabecera

En realidad, aunque organizo en base a la Cantidad de Clics, el valor que me interesa mirar es el CTR. Es decir, la relación entre clic e impresiones.

Un CTR (Clic to Rates) bajo es una métrica que yo relaciono con un desempeño mediocre de ese contenido. Sobre todo, si existen muchas impresiones.

Muchas impresiones son sinónimo de muchas búsquedas relacionadas. Pocos Clics significan que las personas no están viendo, o no les está llamando la atención ese contenido.

Seleccionando el artículo candidato a ser reciclado

De los resultados puedo extraer varias opciones de artículos potencialmente reciclables.

De acuerdo al CTR medio de mi blog, que no es muy alto, cualquier contenido por debajo de 0.6 puntos es un artículo con un desempeño muy pobre.

Search Console Analisis de Contenido para Reciclar
Search Console Analisis de Contenido para Reciclar

Después de un breve análisis veo dos textos que pueden, y deben ser repensados de alguna forma.

El primero es un texto que tiene bastante éxito cuando lo comparto cada tanto en Redes Sociales. Normal, la gente quiere vender más y mejor.

El segundo texto no tiene tanto éxito, ni en Google ni en Redes Sociales.

Además, este artículo sobre dominios en Internet es mejor candidato para ser reciclado por otro motivo de peso mayor.

Es potencialmente monetizable.

Que el artículo sea susceptible de ser monetizado es un detalle de peso. Como te dije antes, producir contenido es costoso, reciclarlo solo le agrega tiempo y dinero a la inversión ya realizada.

Entonces, es importante que al seleccionar un artículo para reescribirlo evalúes la relación costo beneficio.

Como ves no me empeño tanto en analizar muchísimas métricas y opciones.

Seleccionar un artículo cualquiera para reciclar, sin ningún análisis previo, es un error; pero sobre analizar los textos podría ser una pérdida de tiempo.

Así que selecciono el contenido sobre los dominios y sigo para adelante.

Decidiendo el mejor enfoque para reciclar un artículo

Entramos en el punto en que decido qué tipo de enjuague de cara se merece el contenido seleccionado.

Pero antes de entrar en materia, permíteme aclarar lo obvio.

Cuando escribí la primera vez este artículo lo hice con todas las ganas y energías puestas en función de su triunfo. Lo hago así con cada texto que publico.

Si no rindió mejor es porque el éxito de un contenido depende de muchos factores. Algunos que escapan a nuestro conocimiento y control. Por ejemplo, el algoritmo de Google.

Es imposible saber a ciencia cierta qué contenido va a explotar, y cuáles se apagarán apenas sean lanzados.

Crear contenido es un poco como jugar la lotería, aunque hay más chances de ganar que en el famoso juego del azar.

La única solución es escribir el mejor artículo posible. Orientado al usuario; y si es posible, siguiendo algunas pautas importantes de SEO.

Esta es mi recomendación y es el camino que voy a tomar.

Todavía estamos dentro del Search Console: Ahora que está decido qué artículo voy a reciclar, el siguiente paso es mirar las métricas específicas.

Mirando los datos de los “Últimos 12 meses” veo que esta entrada está posicionando (no muy bien) para algunas keywords con intensión de búsqueda transaccionales.

Como comprar dominio de Internet
Keywords: Cómo comprar dominio de Internet

Es cierto que tengo este subtítulo en el texto.

Subtítulo que puede estar influyendo en las keywords mostradas
Subtítulo que puede estar influyendo en las keywords mostradas

Sin embargo, el texto original no responde esa intensión de búsqueda. Es normal que le vaya un poco mal en esas SERPs.

Si lograra posicionar mejor para esa búsqueda sería una gran oportunidad para monetizar a través de enlaces de afiliado. Este tipo de monetización es bastante efectiva y armoniza bastante bien con cualquiera de estas otras 12 formas de monetizar un blog.

Ahora les toca su turno a las páginas de resultados en Google.

Mirando en las Google la viabilidad del reciclaje de contenido.

No tiene sentido tomarse todo el trabajo que implica reescribir un texto, si no tienes la seguridad, o al menos la esperanza, que va rendir frutos.

Como en este caso apostaré a captar tráfico desde Google, ese es el primero lugar donde debemos mirar.

En Google nos interesan dos cosas.

  1. Cuáles son las keywords, o palabras claves relacionadas con búsquedas interesantes.
  2. Si tenemos oportunidad de crear un contenido atractivo para esas Páginas de Resultados (SERPs).

Para revisar el primer punto utilizo Ubersuggest. Una herramienta gratuita (Neil acaba de poner precio a la herramienta) muy buena a la que puedes sacar bastante jugo.

Análisis de: Comprar dominio en Ubersuggest
Análisis de: Comprar dominio en Ubersuggest

De aquí me interesa revisar el listado de keywords relacionadas y el volumen de búsqueda que tiene cada una.

Los números que veo son bastante atractivos. Estas palabras claves tienen un buen volumen de búsquedas. Pero no te dejes engañar, estas palabras claves tienen una competencia brutal.

Igual no me voy a desanimar. Tiramos para adelante.

El segundo punto es revisar las SERPs.

En un artículo anterior te explico por qué debes revisar las SERPs antes de escribir tus textos, sobre todo si apuestas a posicionar orgánicamente.

La mayoría de las SERPs de las keywords seleccionadas se ven como esta.

SERPs para Comprar Dominio en Internet
SERPs para Comprar Dominio en Internet

Seré totalmente sincero contigo. En otras circunstancias, abandonaría la idea de crear un contenido para búsquedas (SERPs) que se vean de esta forma.

¿Por qué?

Pues las posibilidades de atraer tráfico cualificado son reducidas.

Incluso si lograra clasificar en primera página de Google, estaría compitiendo con resultados publicitarios (4), vídeos (3), y otros sitios que expanden su visibilidad a través de Rich Snipets (2).

Ni por asomo creo que vaya destacar en un una keyword transaccional de cola corta como: comprar dominio. Sería iluso esperar algo así.

Mi esperanza es clasificar un poco mejor para búsquedas MOFU, o de etapa media del Embudo de Ventas, y persuadir a los visitantes que completen su “buyer journey” desde mi artículo.

De esa forma podría rentabilizar todo el esfuerzo que invertiré el reciclar el texto.

Esperemos que valga la pena.

Armando el temario del texto reciclado

Este es el temario del artículo que aun está publicado.

Temario del artículo a reciclar

Es un contenido sencillo que respondía a la consulta básica: ¿Qué es un dominio?

Cuando escribí el texto intenté ampliar el conocimiento de mis lectores acerca de los dominios de Internet.

La mayoría de las personas saben que los dominios son “la dirección de la web”.

Pero hay mucha información extra que conviene saber cuándo vas crear un sitio web. Mi apuesta fue responder cualquier duda general sobre la temática en cuestión.

Ahora que el texto será reciclado expandiré el alcance de la temática.

Se mantiene (con retoques claro) el texto anterior, pero voy a explicar con más detalle Cómo comprar un dominio de Internet.

Voy a transformar este artículo informativo en un tutorial o guía de compra en toda regla. Además, voy a recomendar el servicio donde más recientemente estoy comprando mis dominios y me ha ido bastante bien.

Por supuesto, el texto va con enlace de afiliado 😉.

De esa forma si alguien se anima a comprar su dominio, le cuesta lo mismo, pero yo me llevaría una pequeña comisión. Todos ganamos.

Después de reciclar el contenido, qué…

Reescribir es la primera parte del asunto, pero no la única.

Hay algunas cosas que son recomendables hacer cuando se recicla contenido, para potenciar lo más posible su regreso a la vida.

Hay cosas que nunca deben cambiar, por ejemplo, la URL del contenido.

Ya Google la tiene indexada y la está mostrando para cientos de keywords. La idea es mejorar las posiciones, no conquistarlas desde cero.

Además, mantener la URL nos permite mantener los backlinks sin necesidad de hacer redirecciones y cosas raras. En pocas palabras, reduce los posibles errores 404 que podrían ocurrir si se cambia la URL.

En cambio, es recomendable cambiar otras cuestiones con total seguridad.

Por ejemplo:

  • El título del artículo para que responda mejor a la nueva configuración del texto.
  • Los subtítulos y otros elementos de jerarquía de contenidos dentro de post.
  • La fecha de publicación para que Google (y los usuarios) sepan que el contenido ha sido actualizado.
  • Las imágenes que lo acompañan por unas mejores y acordes al rearmado del contenido.

Donde no alcance para transformar lo que hay, crearé información extra y novedosa.

En fin…

La idea es hacer “algo” lo más nuevo posible. Reutilizando y exprimiendo al máximo el contenido antiguo, pero cuidando que no parezca un Frankstein.

Lógicamente, después de republicar el contenido es necesario redistribuirlo.

Exactamente igual que con todos los artículos que se publican en un blog o sitio web.

Compartiremos en redes sociales, avisaremos con un mailing, y es posible que me gaste unos dólares en publicidad para darle un impulso adicional.

Está por ver.

Evaluar si ha funcionado el reciclaje aplicado

La última etapa siempre es la medición y evaluación de todo el esfuerzo realizado.

Como digo siempre, el Marketing de Contenidos no es barato. Quien te diga lo contrario miente.

Entonces cada esfuerzo realizado debemos medirlo para saber si obtuvimos resultados o no. Pero aquí no voy a desarrollar ese tópico.

Al momento de publicar este artículo aún no he terminado de escribir el otro.

Como te comenté, este es una especie de “tutorial en proceso”. Mientras realizo el reciclaje del texto sobre los dominios, lo documento y escribo este que estás leyendo.

Además, parte de la evaluación que quiero hacer es monetaria.

Para eso primero tengo que publicar el texto reciclado, y esperar un tiempo prudencial antes de meter la nariz en las métricas y KPIs.

Cuando pase un un mes o dos publicaré contándote los resultados del experimento.

Espero que no te lo pierdas.

Para ti querido lector

Aunque trato de resumir bastante, la verdad es que mis post son largos.

Me gusta explicar todo al detalle, por si alguien se anima a reproducir lo que comento tenga la mayor cantidad de puntos especificados.

Me gustaría saber tu opinión sobre el texto. ¿Reciclarías contenidos de tu blog siguiendo estos pasos? Déjame un comentario con la respuesta.

Si quieres que te avise cuando publiqué los resultados del post reciclado, en posicionamiento y en dinero, déjame tus datos aquí debajo y con mucho gusto te paso un correo.

Regresa pronto que siempre serás bienvenido o bienvenida en mi blog.

Cada semana escribo nuevos contenidos explicando cómo sacarle el máximo partido a Internet
¿Quieres que te avise cuando publique el próximo?

2 comentarios en “Cómo reciclar contenidos de forma profesional y darles otra oportunidad con tus lectores”

  1. Vaya!
    Nunca se me habia ocurrido que podia rescatar los contenidos ya publicados y sacarles un nuevo provecho.
    Este post me ha abierto los ojos.
    Gracias por compartir contenidos como este.

    1. Soy yo quien debe agradecerte por este comentario.
      NO solo es posible reciclar contenidos, sino que es MUY recomendable y afectivo.
      Yo lo hago a menudo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *