Sobre mi

No sé si esto les ha pasado a ustedes, pero yo lo he visto más veces de lo que desearía.
Me encuentro con empresarios que quieren llevar su negocio a Internet, pero no saben por dónde comenzar, o ya tienen un sitio web, pero no tienen claro qué beneficio obtienen de este.

Déjame decirte algo, si no sabes qué tan rentable es tu web, es que no es rentable en absoluto.

También he encontrado personas que contrataron la creación de su sitio web, y un día descubrieron que les habían entregado un clon de otras mil webs que nadie miraba, porque estaban feas, o simplemente no aportaban valor a sus clientes.

He conocido otros emprendedores convencidos que las redes sociales son importantes para el negocio, así que se abrieron cuentas en Facebook, Instagram u otras, pero ven con decepción que no aumentan sus seguidores, o los que han conseguido nunca dan ni siquiera un me gusta.

En fin, podría escribir un libro con las malas experiencias que me han contado. ¿Entonces se debes renunciar a tener tu empresa en Internet? La respuesta es sencilla:

NUNCA SE DEBE RENUNCIAR.

Internet es un canal de comunicación que puede ser explotado por todos.

No importa si tienes una gran corporación o estás comenzando en el mundo de los negocios con una pequeña empresa. Debes estar en Internet. Es cierto que la web que tengas, depende en gran medida de las dimensiones de tu negocio, pero aun con un sitio sencillo, puedes sacar partido de la red de redes.

Para que tu emprendimiento brille en Internet, y puedas rentabilizar la inversión que has hecho, o vas a hacer, en presencia digital, debes cuidar al menos tres aspectos:

Primero: Es importante tener una web que capte la esencia de tu negocio. Que sea atractiva y de gusto navegar por ella. Aléjate de las ofertas de “tu web por 2500 pesos” en la que te venden un clon de otras mil webs que a nadie le gusta, y no destacan.

Segundo: Asegúrate que la persona que te va a hacer tu web sabe cómo funciona Internet. De que vale tener un sitio web, si después este no cumple con los requerimientos mínimos para que Google se lo muestre a tus clientes.

Tercero: Las redes sociales son las vitrinas del siglo XXI. Incluso cuando no tengas (aun) una web para tu empresa, debes estar el menos en Facebook, Instagram y las otras redes, de lo contrario tus posibles clientes se estarán yendo con la competencia.

Te he dicho tres, pero en realidad hay un cuarto elemento que debes considerar:

Todo lo que hagas en Internet debe ser parte de una estrategia de marketing digital. Puede que la frase te suene muy grande, pero es más fácil de lo que parece.

Esto lo se, pues durante mucho tiempo me he dedicado a asesorar a emprendedores como tú, que han logrado multiplicar sus resultados después de aventurarse en el ciberespacio. Unas veces los enseño para que ellos mismos gestionen su presencia online, otras colaboro directamente con ellos atendiendo sus webs y redes sociales.

Es posible que estés pensando… muy bonito lo que dices, pero cómo sé que es cierto lo que estoy leyendo. Te cuento un poco quien soy, y saca tus propias conclusiones.

Mi nombre es Carlos Alberto Ramón Sanabria, y todo lo que he aprendido y experimentado durante mi vida me ha traído hasta donde estoy actualmente.

En el 2009 defendí, con excelentes resultados, una Tesis de Grado sobre un Estudio de mercado de la empresa de telecomunicaciones más grande de Cuba (en realidad la única). Esto me valió para alcanzar mi título en Licenciado en Psicología, orientándome al mundo empresarial.

Después de graduarme, trabajé en la Universidad, siempre vinculado a la comunicación corporativa, llegando a ser el Director de Comunicación de la institución educativa, una de las tres más grandes del país.

Pero la psicología y la comunicación no eran mis únicas pasiones. Desde mi época de estudiante me metía a cuanto curso encontraba donde pudiera entrenar mi creatividad. Pasé por fotografía, diseño, dibujo, entre otras. Incluso fui guionista de un corto de animación en 3D que puedes ver aquí.

En el 2012 visité Colombia, Bogotá, donde conocí a dos excelentes profesionales que me insertaron en el mundo de las Redes Sociales. Renata Cabrales, en aquel entonces Community Manager del periódico El Tiempo, y Luisa López, comunicadora en la desaparecida Radio Netherlands Worldwide.

Una vez que conocí el mundo del Social Media, ya no pude salirme de nuevo de él. Quedé totalmente prendido, y comencé a formarme en todo lo referente al Marketing Digital, específicamente en gestión de Redes Sociales y Posicionamiento en buscadores (SEO).

Ya sabía diseñar, y entendía cómo funcionaba el marketing 2.0, así que solo me faltaba programar yo mismo los sitios webs. Entonces qué crees que pasó, durante un año completo me formé como desarrollador web en la Alianza Cultural Uruguay-Estados Unidos.

Ahora, con este coctel de conocimientos y habilidades puedo ofrecer una ayuda más integral a las personas que acuden a mi. Es decir, puedo colaborar con tu éxito de muchas formas distintas.

Si llegaste hasta aquí, es que realmente estás interesado en lo que te he contando. Pues te digo algo más, para empezar, me gusta compartir las cosas que ya sé con otras personas. Considero que el conocimiento debe ser libre, y no una propiedad exclusiva de algunos.

Todas las semanas, como mínimo, publico artículos sobre los temas en los que me he formado durante toda mi vida, y sobre los que continúo aprendiendo y experimentando. Estás invitado a quedarte a echarle un vistazo a todos los contenidos publicados.

Si quieres que te avise cuando saque nuevos artículos solo tienes que dejarme tu nombre y email en el siguiente formulario. Te aseguro que solo recibirás contenido de valor, y que tus datos estarán seguros.

Estoy seguro que lo que aprendas aquí, podrás ponerlo en práctica tú mismo en tu negocio. Sin embargo, cabe la posibilidad que necesites una ayuda extra para desarrollar marketing digital, si es así no dudes en contactarme.

Para cerrar esta página, te deseo que tengas un buen día, tarde o noche, cualquiera que sea la hora que estás leyendo esto. Nos vemos en el blog.